Fuegos artificiales

Fuegos artificiales en el cielo nocturno que parecen iris arcos. Traviesos infantiles en sus barcos siguiendo el rayo leve del señuelo. Como fieros astados, aun en celo, penetran los cerrados y albos marcos vistiendo de clamores tantos charcos y de …

Violadores y poetas desorientados

El mundo estaba lleno de oportunidades. Rubias, morenas, incluso pelirrojas. Algunas de piernas delgadas, otras gruesas, todas llamando a una boca ávida. En cualquier lugar aparecían: en los sueños, en el cielo, en cualquier punto del universo… Incluso en los …

Onicofagia

Te muerdes las uñas, deseoso de dolor. Se contrae tu cara en la adicción máxima de comerte a ti mismo. Brillan tus ojos al ver el desgarro continuo de la carne. Sonríe tu alma de placer cuando tus fauces se …

Yo te he buscado

Yo te he buscado entre las rocas de un imposible, ante los muros de un monte enhiesto que se acrecienta con cada paso. Yo te he buscado entre los humos de un rato libre, ante las pocas gracias del lento …

Infidelidad

Aquel día supe que me habías sido infiel. Cuando recibí la noticia, me mostré impasible sin dejar traslucir ningún tipo de emoción. Siempre había sido un mago de la ocultación sentimental. Pero en la soledad de una almohada, era el …

Colores

El verde es el color de la esperanza. También lo es de tu alegría, de tu mueca trucada en abiertas sonrisas. Del pecho enardecido cuando respira atosigado. De ti misma en estado puro, abierta como la primavera, verdaderamente paciente en …

Reconstruyendo el Big Bang

Abierta de piernas como un volcán en erupción. Flexible como el junco húmedo de una orilla. Tumbada en la penumbra de un rincón, hervida de caricias. Solapada por la insidia enfurecida de mi cuerpo. Péndulo oscilante de penetrante aguja, marcando …

Verte dormir

Cuando duermes y te miro, me pareces el cuenco de misterios y el eco de las supernovas que llaman al otro lado del universo. Tu boca entreabierta, suspirando pecados y promesas ciertas, y las pestañas largas bien cerradas sobre tus …

Abre niña los ojos

Abre niña los ojos y mira este poeta que está ciego de amor con los versos a cuestas. Mira niña su espalda que parece una cresta, sin soberbia de gallo, con recuerdos que pesan. Mira niña su frente de arrugones …

La huella solitaria

La huella solitaria

En la blanca arena encontré una huella solitaria. Estaba en el centro de la playa, resguardada entre dos piedras que la habían protegido del impetuoso oleaje. Pura como una luna desamparada del firmamento, ausente como un latido de amor no …

Tu amor

Tu amor

Tu amor es opresor, dictatorial, tu amor es asfixiante en tu regazo, tu amor es la ponzoña del puñal, tu amor es el terrible no de un mazo. Tu amor es un anhelo sin final, tu amor es todo un …

Tirando del lazo

El mundo se ha reducido al infierno. Un caos estrepitoso, asfixiante, de hirientes palabras que descubren una realidad deshonrosa: guerras, atentados, violaciones, corrupción…, y entre tanta maldad, unas pocas personas avanzando y progresando, levantando a sus espaldas el peso de …

Hoy no me apetece escribir

Hoy no me apetece escribir. Quiero cogerme el día libre, cerrar el tintero y jubilar la pluma. Quiero decirle a la musa que me voy de vacaciones y que apunte en la agenda cualquier nuevo encargo. Quiero que las palabras …

Religión

Me posees, espíritu sagrado, el alma y el corazón, la fe y el coraje. El agua bendita que corre por mis entrañas fluye de tus besos nacarados. Me vuelvo esclavo de tu religiosa simpatía, mientras al borde de tus suspiros …

Querida lluvia

Querida lluvia

Incesante lluvia derramada de los tejados del mundo. ¿Dónde estás? ¿Dónde te escondes? ¿A dónde fuiste? Llueve ahora, te lo ruego. Bendíceme con tus gélidos cristales. Quiero sentirte sobre mi rostro, como una mano redentora, como un pañuelo que limpia …

La ciencia del amor

Yo siempre deseé sabiduría. Curiosa y muy tenaz era mi mente; cualquier libro tomaba y absorbía hasta entender su cátedra latente. De ti me enamoré en oscuro día. Aún hoy eres el más extraño ente. Por las noches proclamo: “todavía …

La rutina

La rutina

Timbre. Sonido. Despierta corriendo. No pares. No mires. No sueñes, amigo. Levanta, despierta, corriendo a la mierda de un mundo agotado por falsa inocencia. El baño. La ducha. El Santo Grial. Ayuno: zumo, leche y pan. Protesta infantil.Quejido banal. El …

Pañuelos

Vamos a comernos las amarguras que nos mantienen lejos. A salar las penas con sudor carnal y endulzar los kilómetros de besos y caricias. Vistamos el remoto horizonte de sujetadores y calzoncillos, de muchos y diferentes colores, y después, pongamos …