El lobo herbívoro

White Wolf 1 - Xevi VÉrase una vez un lobo. Pero no feroz. ¡Qué va! Era dulce como la miel, cariñoso como una semilla de algodón, amante de la cocina herbívora más sofisticada y un fanático de la peluquería, razón por la cual conservaba un pelaje corto, blanco y odorífero.

Había nacido en los bosques negros de Bavaria, en el seno de una larga estirpe de lobos grises. Sus compatriotas, a pesar del extravagante carácter de nuestro protagonista y de sus extrañas aptitudes para la poesía, el teatro y la filosofía, lo querían como a uno más, mostrando hacia él una actitud muy humana y franca. Como tiene que ser.

Pero seguía siendo lobo y cuando se acercó demasiado a una parcela colmada de ovejas, fue muerto de un disparo.

Iraultza Askerria

Coméntanos... ¿qué opinas?