Respiración

Guau. - {author}

En los días azules
de cielos despejados
y sonrientes albas
de entusiasmados labios,
veo un recuerdo hablar
tras los montes sellados
como el afán de la brisa
y los aplausos vanos,
es tu voz que a la sombra
se hincha en tu regazo
y asciende cual anhelo
como un bendito canto
para abrir en tu boca
el ceremonial hálito.

Iraultza Askerria

¿Te acuerdas?

te-acuerdas
Como música la brisa,
nos besamos en la playa.
¿Te acuerdas mi vida
de ese hermoso día?
Caminamos por la orilla
con las manos agarradas.
¿Te acuerdas luz mía
de aquel todavía?
Ya las olas con envidia
un “¡te quiero!” escuchaban.
¿Te acuerdas mi niña
cuánto me decías?
Horizontes que me abrías
con promesas que jurabas.
¿Te acuerdas María
de tantas mentiras?
¿Te acuerdas…?
¡Di!
¿Te acuerdas…?
Calla… por mi vida…
No lo digas…

Iraultza Askerria

Retrato

Aparece una foto de tu tez
y sonrío y me lleno y desfallezco
por la belleza eterna que otra vez
vacilo en si yo mismo la merezco.

No hay nada más hermoso ni en Jerez
ni en Cádiz ni en Sevilla; pues me crezco
al pensar que retuve el dulce diez
de tu cuerpo desnudo, al que me ofrezco
de por vida a seguir enamorado
y escribirte mil versos cada día
estés aquí o allá o en la alma mía.
Que no quiero bondad más que a tu lado,
vivir hasta agotar la tinta roja
que escribe mis amores en tal hoja.

Iraultza Askerria

Soneto bélico al corazón y a la mente

GADA-HarrierGR3 - {author}

Surge en mi corazón ferviente lucha
airado sentimiento incontestable
que con la sinrazón más excusable
vivísimos lamentos encapucha.

No entiendo cuáles son, mas sé que es mucha
la furia cual el viento que imparable
me rompe la ilusión tan poco dable
a librar de escarmiento que me achucha.
La razón, llena en lógica me abraza.
Se interponen celosos corazones.
Imposible es jugar postrera baza.
No puedo liberarme de esta escoria
no puédome olvidar de las pasiones
que duran duramente en mi memoria.

Iraultza Askerria

 

El poder de tu figura

 - {author}
Si tu rostro está encendido,
color fuego en tu sonrisa,
y si sientes que la prisa
te ha insegura convertido,
suelta el aire, afianza el paso
y del miedo no hagas caso.
Si tu ser desprotegido
se halla al fin de una cornisa
y en el fondo se divisa
un futuro confundido,
medio lleno mira el vaso
que tu luz vence al ocaso.
Si tu mundo se revela
solitario o sin apoyo
como si el más firme escoyo
quisiese apagar tu vela,
en agua tu alma convierte
que no habrá nada más fuerte.
Si has perdido al centinela
que libraba todo embrollo
y cayendo tras un hoyo
sientes tu inestable estela,
ignora a quien detenerte
intenta trabar tu suerte.
Haya incertidumbre o miedo
o incluso vías de fuego,
nada habrá que a tu dulzura
pueda hacerle figura.

Iraultza Askerria

A una mariposa

Mariposa Pavo Real - Gustavo Durán

Mariposa de seda voladora
entre los recovecos de tu piel,
cual gotita que del rocío aflora
dejando una estela de sabor a miel.
Mariposa en tu cuerpo moradora,
fina llama del hogar, igual que aquel
marinero que desde la eslora,
protege por el bien de su bajel.
La mariposa cubre tu regazo,
alzada está en tu vientre como un muro.
Nada la rompe, ni el más fuerte mazo
Sediento yo al mirarla sin futuro,
esclavo del deseo, al cuello un lazo
que oprime mientras miro un cuerpo puro.

Iraultza Askerria

Por un beso…

Un beso y un adiós - {author}

La brisa viste hermosa y dulce boca,
hermosa como canto de la prímula,
un canto dulce, limpio, que me estímula;
estímulo que incluso al alma toca.
Rocío de tu labio, nacarado
en sus profundidades, dame un beso,
un beso, y yo te cambio todo eso
por vida entera libre de pecado.
No dejes que me muera sin probarlo
¿permites por ventura a mí anhelarlo?
Muy poco tiempo tengo… ¡escucha esto!
El alma te daré, ser fiel contigo.
¿Me rechazas…? Entonces, me desdigo:
tan solo dame un beso… me iré presto…

Iraultza Askerria

Balada de un anónimo

Anonimidades I - {author}

Duerme en tu pecho el ansia diametral
de los recuerdos líricos de este hombre,
te olvides quizá un día de su nombre
al encontrar a otro mucho más cabal,
mas será muy difícil del cristal
de tus ojos quitar el sombrenombre
de una prosa que por siempre te asombre
al pintar su carácter eternal,
en tu seno cohibido, en tu sonrisa
diamantina, en tu cálida y salada
arena y en tu voz que sabe a brisa,
donde se unen canciones de paz y vino,
balada de un anónimo firmada
que nunca olvidarás, cuerpo divino.

Iraultza Askerria

Pacto con el diablo

Demonio - {author}
Háblame de la historia del pecado
que en tu cara creó gracia y lindeza,
pues no habrá ningún sino más preciado
que aquel que dio un comienzo a tu belleza.
Por eso me pregunto atormentado
si con Satán pactaste la proeza
de que fuera tu faz mundo estrellado
otorgándole a cambio tu pureza.
¡Admítelo! ¡Admítelo mortal!
Astuta dama, fémina perfecta
cuya belleza el corazón me afecta,
que eres la primogénita del mal,
sirena, vampiresa sin amor
para este niño entrado en el terror.

Iraultza Askerria

A imitación de los poetas clásicos

Il poeta - {author}

Yo quiero que tengamos un momento
para leer a clásicos poetas
que escribieron sonetos y saetas
alentados por tierno sentimiento,
y después imitar en nuestro aliento
los mismos versos, rimas y cuartetas
abrazando las mismas silüetas
que guardan el amor que por ti siento.
Luego realizaremos distinción
entre el amor de antaño y el de ahora,
entre el verso de ayer y nuestro caso.
Y entenderemos bien y con razón
que nuestro amor y verso hasta mejora
a Bécquer, Espronceda y Garcilaso.